En Perfect Clean Car ofrecemos el servicio ozono a domicilio

Con el servicio ozono aplicamos un tratamiento de ozono integral al interior del vehículo que permite decir adiós a los olores no deseados, bacterias y virus, entre los que se encuentra el temido coronavirus o COVID-19.

Se trata de un tratamiento mediante equipamiento especial focalizado en la creación de átomos de oxigeno enriquecido destruyendo así las bacterias en cuestión de segundos. Es uno de los servicios solicitados por las empresas que desean protegerse contra la propagación del Covid-19 cuando el vehículo se utiliza por varias personas o en casos donde se realizan viajes interurbanos.

Debido al temor al contagio de este virus, Perfect Clean Car ha aumentado los recursos para la demanda de estos servicios por parte de nuestros clientes. Empresas focalizadas en transportes de viajeros o de alquiler de vehículos han aumentado la demanda para sus flotas de vehículos.

“Mediante el uso de ozono, tanto los microbios como las toxinas quedan totalmente eliminados y destruidos”

Con el servicio Ozono a domicilio de Perfect Clean Car se pueden eliminar el 99,9% de los microorganismos y, una vez terminado el tratamiento, el residuo que deja en el vehículo no es perjudicial para las personas y puede utilizarse el vehículo normalmente.

Este servicio normalmente es ofrecido a modo de prevención y para empresas y profesionales que necesitan este tipo de servicios para su actividad cotidiana, aunque actualmente es un servicio solicitado para la prevención de la propagación del coronavirus o Covid-19.

¿Como funciona?

El ozono existe en la región de la capa de ozono de la atmósfera para proteger a los seres humanos de la radiación ultravioleta del sol. Además, uno de sus efectos se nota cuando sentimos su olor fresco y limpio después de tormentas eléctricas.

Con la limpieza mediante el servicio ozono de Prefect Clean Car utilizamos un tratamiento potente desodorizante. El ozono (O3) contiene tres átomos de oxígeno. El tercer átomo extra de oxígeno que se genera hace que el ozono sea extremadamente reactivo de manera que lo hace adherirse fácilmente a otras moléculas existentes en el ambiente, en este caso en el interior del vehículo. Cuando los olores, las bacterias o los virus se encuentran con el ozono, se produce una reacción de oxidación de estos y ambas partes son destruidas por reacción química. Una vez esta reacción del ozono ocurre, este se vuelve nuevamente en oxígeno y las moléculas de las bacterias y virus que previamente existían quedan destruidas por su oxidación.

WhatsApp chat